Campeonato Atletismo II

Campeonato de Atletismo

II Parte

Soportando el Dolor

 

¿Por qué correr hasta llegar a sufrir? ¿Por qué hay atletas que lo dejan todo en la pista, cuando podrían elegir estar descansando en sus hogares o simplemente tener la vista fija frente a un televisor?

La respuesta es difícil de encontrar sobre todo cuando un atleta al momento de estar en la pista cae en un trance que es difícil de explicar racionalmente, ya que en la pista se vive sólo de las emociones. Un plan de entrenamiento  que reciba un atleta sólo es obedecido por un atleta destacado, aquel que supera los límites de la simple emoción y hace del deporte una actividad racional: romper un record mundial en alguna disciplina, probar algún implemento deportivo, defender una marca de ropa, etc. Pero el que ama el deporte pone en juego las emociones que están en toda disciplina deportiva.

En el reciente torneo deportivo, nuestros estudiantes dieron muestra de estar a un nivel que para el espectador es difícil de entender; sólo nuestros estudiantes   -vagamente- podrían decirnos qué sintieron cuando el cansancio, el dolor, el no querer salir de la pista a pesar de saber que no ganarán, cuando eran animados por sus compañeros con vítores o simplemente acompañándolos por fuera de la pista; también se dio el caso de la estudiante que quiso desafiar la gravedad con un gran salto largo.

Algo se produjo en ellos que los llevó a la meta, aunque sea en el último lugar: “ …por la escuela dire…” dijo un estudiante que lo soportó todo en la pista. La expresión “por la escuela” habla de un pequeño con identidad para con su institución, con sus compañeros y eso se agradece enormemente, pues muchas veces no se valora cuánto pueden dar nuestros estudiantes en situaciones que no son las escolares, sobre todo cuando se compite en desigualdad de condiciones; ya lo dijimos: nuestros niños y niñas compitieron con Clubes Deportivos que practican casi todos los días, que viajan por el país compitiendo en diversos torneos, a diferencia de nuestros estudiantes que pisaban por primera vez una pista atlética.

Una vez más agradecidos de estos pequeños y pequeñas que lo dieron todo por su escuela y por sus compañeros.

 

También te podría gustar...